3 may. 2008

Bobby McFerrin

Bobby McFerrin. “Good Lovin´”. (3,16)


Este señor es Bobby McFerrin, “la voz”, el hombre orquesta, el ritmo, la caja de las sorpresas.
Dentro de unos días lo tenemos en Barcelona, en un formato muy especial, actuando con el Orfeó Català y celebrando los cien años de vida del Palau de la Música.

Bobby McFerrin. “Drive”. (3,20)


Cualquier concierto es irrepetible. En un momento dado pueden suceder cosas como estas.

Bobby McFerrin. “Spontanious inventions”. (6,21)

Etiquetas:

4 Comments:

Blogger nancicomansi said...

Mire, de este señor me gusta lo que hace pero sin "algarabías", aunque hay que reconocerle genialidad...
Y me hace sufrir un poco, porque debe acabar de la garaganta con tanta filigrana...
Eso si, no soporto la de "don't worry, be happy..." porque nos han "machacado" con ella sin piedad...
LA tengo super-aborrecida.

9:46 p. m.  
Blogger Margot said...

Leñe, no puedo escucharlo ahora, cosas de mi trasto!!

Irás al concierto, no? Malaje...

8:32 a. m.  
Blogger xnem said...

Ahí estaremos aunque llueva.

3:29 p. m.  
Blogger xnem said...

Bufff!
Si en vez del Palau de la Música hubiera sido una plaza de toros, el señor McFerrin hubiera salido anoche en hombros a pesar de la lluvia.
CLAMUROSO! DEMOLEDOR!
Recordemos que Bobby es también director de orquesta y que compagina sus radicales apuestas improvisadas con la docencia y las colaboraciones con fundamentales músicos contemporáneos como el pianista Chick Corea o el violonchelista Yo-Yo Ma,
Fue una noche par el recuerdo, solo alguien como él es capaz de sacar al escenario al prestigioso coro catalán –nada mas y nada menos que l´Orfeó Català- sin tener idea que temas iban a interpretar, McFerrin les hizo cantar, silbar y hasta bailar, se marcó un dúo con un especial trompeta –para su asombro- y sacó a una espontánea del público que bailó a su ritmo en medio del escenario. Uno de los pocos interpretes que consideran la inteligencia y la habilidad del los asistentes y los hace participar en improvisada coral.
En definitiva una noche mágica donde se combinaron los mas singulares estilos y donde no abundaron las palabras, -la mayoría de canciones constaban solo de fonemas-, la música clásica con el jazz, canciones populares, ritmos gospel y hasta una fiesta en plena granja del medio oeste.
Pero no se preocupen si se lo perdieron, después de ver la cantidad de grúas y cámaras en el Palau seguro que pueden recuperarlo en TV o en CD.

El Profesor siempre recordará el día en que le robaron el radio cassette del coche, lo sintió mas por la cinta que había puesta en ese momento que por el aparato la colaboración de Mcferrin con Yo-Yo Ma en 1992 “Hush” interpretando musica própia o a Bach, Rakhmaninov, Rimski-Kórsakov o Vivaldi.

7:56 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home